LAGUNILLAS DE AGUA

LAGUNILLAS DE AGUA

Población indígena de antigua data. Los estudios arqueológicos han demostrado su antigüedad en unos dos mil años, formando parte de una cadena palafítica extendida desde Ceuta, la cual se había denominado Pueblo Viejo. Pescadores y comerciantes de enea eran sus habitantes, donde se veneraba la Virgen de Nuestra Señora del Paraute, se conmemoraba la Cruz de Mayo y se bailaba al ritmo de la gaita. El petróleo cambió la población y su entablado protegía al pueblo de las invasiones del Lago, donde se levantaron mabiles de vicio. Varias veces fue azotada por la embestida de recios vendavales, pero sería la candela su principal plaga, a través de cuatro incendios sucesivos: 1927, 1928, 1932 y 1939, el último de los cuales destruyó totalmente la población y obligó a sus habitantes a  trasladarse a la Nueva Lagunillas y a Ciudad Ojeda, surgidas entonces. Recordaremos algunos pormenores del segundo y del último de estos siniestros. El 15 de junio de 1928, el fuego destruyó más de 700 casas, tras originarse en la lavandería china de Chang Ling, destacando en las pérdidas, toda la zona comercial y afortunadamente sin pérdidas humanas. El presidente del Zulia Vincencio Pérez Soto ordenó crear una Junta de Socorro de Lagunillas presidida por el coronel Pedro Pinto y se abrió una suscripción popular bajo la presidencia del obispo Marcos Sergio Godoy. Lagunillas siguió su vida a pesar del tercer incendio de 1932. Tendría que llegar el 13 de noviembre de 1939, para que desapareciese bajo las llamas de un nuevo y voraz incendio cuyo fuego  partió del bar Caracas, cuando Alicia La caraqueña prendió un berbetero y al quemarse, lo tiró por la ventana al Lago, lleno de petróleo, que rápidamente hizo que las 300 casas de madera ardieran;  muchas personas perecieron pero la cifra nunca se sabrá. El presidente López Contreras desde 1947 había creado una nueva ciudad en la Costa Oriental del Lago con el nombre de Ojeda para honrar al descubridor del Lago de Maracaibo, pero casi nadie había querido irse al nuevo poblado. Esta gran tragedia obligó a la reubicación  de sus pobladores en Ciudad Ojeda, que así nació para la posteridad. Había desaparecido Lagunillas de Agua, algunos de sus pobladores se fueron a la Nueva Lagunillas o de Tierra, casi desaparecida totalmente también. Ellas quedaron en la historia por su aporte a la evolución de la Costa Oriental del Lago, por ello al crearse el nuevo municipio se quiso conservar el nombre de Lagunillas, aunque su eje motor fuera Ciudad Ojeda.

FUENTES ESPECÍFICAS: ARRIETA, Orlando.  «El segundo incendio de Lagunillas». La Columna. Maracaibo: 4-6-1994, p. 6. ______. «Versión gubernamental del incendio de Lagunillas». La Columna. Maracaibo: 11-6-1994, p. 7. BARROSO  DE SOTO, Ana Julia. Pretéritas reminiscencias. Maracaibo: Imprenta «El Propio Esfuerzo», 1940, p. 8. BRACHO G., Omar. «El incendio de Lagunillas se recuerda como la mayor tragedia el Zulia». Panorama. Maracaibo: 13-11-1993, p. 2-1. ______. «Lagunillas rememora con dolor el devastador incendio de 1939». Panorama. Maracaibo: 13-11-1994, p. 2-1. ______. «Hace 56 años Lagunillas ardió hasta consumirse». Panorama. Maracaibo: 15-11-1995, p. 2-2. ______. “Raíces históricas de Lagunillas se ubican en la época Neo-India”. Panorama. Maracaibo: 15-4-1996. ______.  «El día que se quemó Lagunillas de Agua». Panorama. Maracaibo: 10-11-1996, p. 2-2. FERNÁNDEZ, Argel. «Una ciudad que vive entre la riqueza y la extinción». Panorama. Maracaibo: 13-11-1994, p. 2-1. GAÍNZA CLAUDEVILLE, Ricardo. «Lagunillas de Agua». El Arrendajo. San Carlos del Zulia: 22-12-1989, p. 30. MORÓN, Morela H. de. «Hace cincuenta y un años del incendio de Lagunillas de Agua». Panorama. Maracaibo: 13-11-1990, p. 2-3. SALAZAR ZAÍD, Iván José. Síntesis histórica de Lagunillas. Maracaibo: Universidad Alonso de Ojeda, 2010, p. 167. SILVA, Nilda. «El incendio de Lagunillas o De cómo una prostituta acabó con dos milenios». Panorama. Maracaibo: 14-11-1993. (suplemento «Facetas», p. 12 y 13).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *