Pompeyo DAVALILLO

DAVALILLO, Pompeyo

Pompeyo Antonio Davalillo Romero nació en Cabimas (estado Zulia) el 5 de junio de 1928 y murió en Ocumare del Tuy, estado Miranda, el 28 de febrero de 2013. Conocido popularmente como Yo-Yo, fue un reconocido jugador y manager del béisbol en Venezuela. Cuarto venezolano en actuar en las grandes ligas con los Senadores de Washington en 1953, en una breve experiencia debido a lesiones, donde tomó parte en 19 partidos, conectó 17 hits en 58 veces al bate para un promedio ofensivo de 293 puntos y demostró su rapidez en las bases, al realizar la hazaña de robarle el home a Bob Feller. Hermano mayor de otra gran figura del béisbol, como es Víctor Davalillo, se inició en el equipo Miraflores de la compañía petrolera Mene Grande de clase B como tercera base; al irse al Servicio Militar en Caracas jugó con el equipo de las Fuerzas Armadas Nacionales y fue seleccionado para representar a Venezuela en una serie con Nicaragua (1951), donde se ganó la distinción de jugador más útil de Venezuela como campeón estafador, campeón tercera base y segundo mejor bateador. Fue a los Panamericanos en Buenos Aires y a la Serie Mundial en Cuba antes de saltar al profesional, con el Venezuela pero fue prestado al Caracas, donde debutó el 17 de octubre de 1952, fue Novato del Año y asistió a la Serie del Caribe, mientras firmó para Estados Unidos; actuó con Charlotte clase B, donde estafó 24 bases, bateó 305, con 139 hits en 455 turnos y conectó 25 dobles, lo cual le valió su ascenso a las Grandes Ligas en 1953, pero habiendo firmado para la temporada 1954 en Venezuela, durante el Campeonato Rotario sufrió una fractura de pie, estuvo enyesado un año y perdió el contrato. En 1955 regresó al Sugar Kings, donde tuvo su mejor campaña en las menores con 76 carreras, 163 imparables, un cuadrangular, 59 impulsadas y un average de 273; al año siguiente estuvo con Louisville y los Sugar Kings, equipo este último con el que jugó hasta 1960; en 1961 lo hizo con el Jersey City y a partir de entonces jugó con los Tigres de México donde tuvo dos temporadas seguidas por encima de los 300 puntos (1962-1963). En 1964 y 1965 jugó con el Salamanca y el Tabasco, pero no volvió a subir a las Grandes Ligas y debido a una serie de fracturas debió retirarse a los treinta y tres años de edad para trabajar como manager del equipo Salamanca de México y luego coach del Caracas. En Venezuela jugó 12 temporadas con el Caracas, participó en 450 partidos, con 1.716 turnos legales, disparó 473 hits, 63 dobletes, 19 triples, 3 jonrones, remolcó 126 carreras, anotó 245 y estafó 70 bases, para un promedio en la pelota criolla de 275. Dirigió a los Tiburones de la Guaira, a los Cocodrilos de Caracas en la Liga de Verano, a los Caribes de Oriente, a las Águilas del Zulia, con el cual se tituló en dos ocasiones (1991-1992 y 1992-1993) y uno con los Leones del Caracas (1994-1995), además de ganar la Serie del Caribe, para ser considerado uno de los mejores manager criollos de la pelota caribeña.

FUENTES ESPECÍFICAS: CÁRDENAS LARES, Carlos. Venezolanos en las Grandes Ligas. 2da. edición ampliada, p. 36-39. FERNÁNDEZ, Eduardo. “Pompeyo un pequeño Gigante”. Panorama. Maracaibo: 31-1-1992, p. 3-4. FLORES B., Nerio. “Pompeyo Davalillo robó el Home a Bob Feller”. Panorama. Maracaibo: 12-1-1992, p. 3-5. GUTIÉRREZ F., Daniel. 1939-1989. 50 años de big leaguers venezolanos, p. s/n. HERNÁNDEZ, Luis Guillermo. Pompeyo y Víctor Davalillo en la historia del béisbol. Maracaibo: Ediciones del Movimiento, 2013, p. 160.  RONDÓN, Leisy. “Pompeyo Davalillo: sin alabanzas personales soy el Mejor”. Panorama. Maracaibo: 27-2-1992. (Suplemento “Galería”, p. 8-9). S.a. “Quiero morir Uniformado”. Crítica. Maracaibo: 31-1-1993, p. B-3.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *