OLIVARES, Atenógenes (hijo)

Atenógenes Olivares Castillo nació en Maracaibo el 5 de enero de 1905 y murió en la misma ciudad el 10 de febrero de 1993. Periodista y escritor (historiógrafo, biógrafo, ensayista y poeta). Ejerció el periodismo desde muy joven; en febrero de 1927 se inició en la redacción del diario La Información de Juan Besson, el cual llegó a dirigir en 1936 por ausencia de su titular, así como en El País de Ramiro Montiel. Fue director y redactor de los semanarios El Murciélago (1927), Orión (1930), Maracaibo (1934), Abril (1941) y Catatumbo (1944), del diario Tribuna (1940) y del ocasional El Antruejo (1954). Jefe de redacción de la revista Maracaibo, durante casi tres décadas, hasta el momento de su fallecimiento. En el campo educativo fue comisario de instrucción, inspector de educación del estado (1938), director de educación, beneficencia y asistencia social del estado (1943), miembro de juntas examinadoras, profesor de la escuela de comercio de ANDE-ZULIA, inspector de la II Zona Escolar del estado (1941); con el profesor Jesús Flores Virla fundó escuelas, creó sociedades de padres y maestros, dictó conferencias y desempeñó múltiples funciones, en su amplia labor educacional. Fue director de política, encargado de la Secretaría General de Gobierno y de la Gobernación, secretario del Concejo Municipal de Maracaibo (1951), director de la Imprenta del estado Zulia, diputado suplente a la Asamblea Legislativa del estado Zulia por el distrito Baralt (1957). Perteneció a numerosas instituciones socioculturales, entre ellas: Círculo Artístico del Zulia, Club Musical Recreativo de Maracaibo, Asociación de Escritores Venezolanos, Junta Conmemorativa del Centenario del general Rafael Urdaneta, Asociación Nacional de Empleados, Sociedad Bolivariana de Venezuela, asesor de la Asociación Cultural Rómulo Gallegos, miembro honorario del Centro Zuliano de Historia de la Medicina y miembro de número de la Academia de Historia del estado Zulia. Cofundador de la Asociación Venezolana de  Periodistas (AVP) y de la Asociación de Escritores de Venezuela, ambas seccionales del Zulia. Colaborador permanente de Panorama, mantuvo una columna titulada «Candil de la historia». Además de sus libros publicados dejó inéditos valiosos trabajos: Minutero histórico del estado Zulia, Cantores populares del ayer, Cofre de versos, Candil de la Historia, Deformadores de la gloria del Libertador, Los primeros oratorios fundados en Maracaibo en escondrijos de documentos, valores y cadáveres, Editoriales y artículos de prensa y Conferencias. Entre sus obras editadas sobresalen dos volúmenes de semblanzas biográficas de prohombres del Zulia, bajo el título de Siluetas ilustres del Zulia donde se asumió como continuador en el tiempo de la labor biográfica de J.A. Lossada Piñeres y de Aniceto Ramírez y Astier.

FUENTES DIRECTAS: Cien de las mejores poesías zulianas. (Compilador). Maracaibo: Imprenta del estado, 1954, p. 310. Semana de la Patria, 1954. Contribución al folklore nacional. Gaitas populares. (Coautor con Cayetano Marcucci). Maracaibo: Imprenta del estado, 1954, p. [16]. Historia del hato Juana de Ávila. Maracaibo: Gobernación del estado Zulia, Imprenta del Estado, 1972, p. 35. «A modo de presentación» por Antonio Gómez Espinoza. Guyana. Maracaibo: Ediciones de la Academia de Historia del Zulia, 1979, p. 32. «Presentación» por Manuel Matos Romero. Siluetas ilustres del Zulia. Tomo I. Maracaibo: Gobernación del estado Zulia, Instituto Zuliano de la Cultura «Andrés Eloy Blanco», 1979, p. 242, ilus. «Prólogo» por Jorge Rodríguez Cabrera. Siluetas ilustres del Zulia. Tomo II. Maracaibo: Gobernación del estado Zulia, Junta de Administración de la Renta de Beneficencia Pública, 1981, p. 255. «Presentación» por los editores. «Siluetas ilustres del Zulia» por Gastón Montiel Villasmil. Siluetas ilustres del Zulia. Edición definitiva ampliada y corregida. 2 tomos voluminosos. Maracaibo: Universidad «Rafael Urdaneta», Comité Ejecutivo para el Bicentenario del Natalicio del General Rafael Urdaneta, 1988, p. 390 y 398. 2da. edición facsimilar. 2 tomos. Maracaibo: Asamblea Legislativa del estado Zulia, 1995, p. 390 y 398. «Presentación» por el diputado José Figueredo. Colección de Temas y Autores Zulianos. 3ra. Edición. Maracaibo: Corpozulia / Imprenta Nacional, 2006.

FUENTES ESPECÍFICAS: BERMÚDEZ ARIAS, Fernando. Forjadores de una historia, p. 201. DÍAZ SULBARÁN, Daniel. «Semblanza de un digno hijo del Zulia». Maracaibo. No. 460. Maracaibo: Oct.-1986, p. 5. FERRER, Guillermo. «Merecido homenaje». Panorama. Maracaibo: 13-2-1990, p. 1-4. HERNÁNDEZ BELLOSO, Heberto. «Don Atenógenes Olivares hijo 80 años de vida productiva». Panorama. Maracaibo: 8-2-1985, p. 1-5. HERNÁNDEZ BELLOSO, Hernán. «Se nos fue Atenógenes Olivares hijo». Maracaibo. No. 495. Maracaibo: Ene.-Mar. 1993, p. 5-7. MATOS ROMERO, Manuel. «Guyana». Boletín de la Academia de Historia del estado Zulia. No. 1-2. Maracaibo: Ene.-Jun. 1979. MONTIEL VILLASMIL, Gastón. «Siluetas ilustres del Zulia». Maracaibo. No. 401. Maracaibo: Dic.-1979, p. 49. PARRA, Jesús Ángel. «Don Atenógenes Olivares: decano de los historiadores del Zulia». Panorama. Maracaibo: 26-2-1993, p. 4-6; reproducido en: Crítica. Maracaibo: 11-4-1993, p. A-7. RINCÓN, Otto. «Cuáles serán y quién seleccionará las 100 mejores poesías zulianas?». Panorama. Maracaibo: 28-7-1954, p. 13. RODRÍGUEZ, Jorge. «Don Atenógenes Olivares hijo: fuerte bastión de la cultura del Zulia». Maracaibo. No. 367. Maracaibo: Dic.-1976, p. 14; reproducido en: La Columna. Maracaibo: 18-4-1977, p. 2. S.a. «Siluetas Ilustres del Zulia». Maracaibo. No. 396. Maracaibo: Jul.-Ago. 1979, p. 44. (Columna «Nuevos Libros Recibidos»). S.a. «Arte y Color, Música y Luz, en el bautizo del libro Siluetas Ilustres del Zulia». Maracaibo. No. 399. Maracaibo: Oct.-Nov. 1979, p. 8-11. S.a. «Más de medio siglo en el ejercicio del periodismo». Maracaibo. No. 424. Maracaibo: Dic.-1981, p. 32-33. S.a. «Miembro Honorario del Centro Zuliano de Historia de la Medicina». Maracaibo. No. 450. Maracaibo: Feb.-Mar. 1985, p. 36-37. S.a. «Nuestro redactor cumple 88 años de vida». Maracaibo. No. 494. Maracaibo: [Dic.-1992], p. 62-63.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *